Debido a la suba del dólar, el Gobierno decidió actualizar tanto el monto de la propiedad como del crédito para poder comprar a través del Plan Procrear. El monto máximo de la vivienda pasó a 2,6 millones de pesos, es decir poco más de 100.000 dólares. Y el crédito máximo ahora será de 1,6 millones. La actualización está relacionada directamente con la suba del dólar, que encarece las propiedades calculada en pesos y había dejado a muchos postulantes sin la posibilidad de adquirir el inmueble.

Sin embargo, las adecuaciones dispuestas se quedaron a mitad de camino. Sucede que los subsidios que otorga directamente el Gobierno quedaron congelados, con un máximo que puede llegar a 400.000 por grupo familiar, en el caso de las viviendas más económicas. La necesidad de llevar adelante un ajuste fiscal impidió que el Tesoro pueda destinar más recursos para que las familias puedan enfrentar la compra de la vivienda (ahora mucho más caras en pesos) con una ayuda adicional del Estado.

Se trata de la segunda actualización en un mes del monto del préstamo y del valor de la vivienda que entran en el plan. El fuerte ajuste del dólar llevó a subir otro 5% el valor que se había fijado a principio de mayo y así se ubica 13% por encima de los niveles de febrero. La medida busca darle más flexibilidad tanto a las familias como a los bancos a la hora de elegir qué vivienda aplican para el plan.

Quien reciba un subsidio de 400.000 podrá comprar ahora una vivienda que tenga un valor máximo de $1,6 millones. Esto significa que esa ayuda del Estado representa un 25% de ayuda directa para la adquisición del inmueble. En febrero, hace apenas un par de meses, representaba el 30,7%. Es decir por efecto de la suba del tipo de cambio, las familias deberán conseguir un 10% del valor de la vivienda para poder comprar. Y hay tres opciones para conseguirlo: con más crédito del banco, con dinero propio o con ayuda de familiares o amigos.

Rogelio Frigerio (Julieta Ferrario)

Rogelio Frigerio (Julieta Ferrario)

Exactamente lo mismo sucede en los demás casos, aunque la proporción del subsidio sobre el valor del inmueble disminuye a medida que se trata de compras por un valor mayor.

Nuevo esquema

En el nuevo esquema Procrear que introdujo el Gobierno, el crédito proviene de los bancos (tanto públicos como privados tienen líneas específicas), mientras que el subsidio proviene directamente del Estado. Por lo tanto, la continuidad y el éxito del esquema dependen ahora de que los bancos no pongan un freno en el acelerador y continúen otorgando préstamos hipotecarios.

 Quien reciba un subsidio de 400.000 podrá comprar ahora una vivienda que tenga un valor máximo de $1,6 millones

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, señaló al finalizar la reunión de Comité Ejecutivo de Procrear que “éste es un tema que nos preocupa y nos ocupa. Pero todos estamos de acuerdo que la UVA fue una excelente decisión, una gran herramienta que nos ha dado la vuelta al crédito hipotecario”.

Por su parte, el titular de Procrear, Iván Kerr, señaló que “queremos devolverle la confianza a la gente porque los créditos en UVA siguen siendo exitosos”.

 El monto máximo de la vivienda pasó a $2,6 millones, es decir poco más de USD 100.000 dólares. Y el crédito máximo ahora será de $1,6 millones

De la misma forma, se actualizó a 1,6 millones el monto máximo de proyecto de obra, cuando se trata de la línea destinada a construcción. Y se extiende en 60 días el plazo para lograr la conformación del crédito aprobada, con lo cual el nuevo vencimiento será el 30 de julio de 2018. El fin del  plazo para suscribir el mutuo hipotecario y firmar la escritura operará el 4 de septiembre próximo.

Fuente Infobae